La noche II

Sucede que la noche
es relativa.

Por separado
cada uno lleva en hombros
bastas extensiones
de sombras.

Al reunirnos
nos aferramos —inútilmente—
a la brevísima oscuridad
que se procuran los cuerpos
al cubrirse.

 

Mónica Morales Rocha

 

 

Agosto-Septiembre 2016 •Comité •Normas •Filosofìa •Literatura •Números Anteriores •Contacto Links
1 sjdkflflg ç