#OncologíaBorderiza
[El malestar en la frontera and its discontents]

Por [ | ] Alfredo González Reynoso

 

La identidad es órgano y la frontera, sus alteraciones patológicas, sus tumores. Ergo: no hay ontología de lo fronterizo. Oncología, acaso.

*
¿Oncología del arte fronterizo? Miomas, quistes, tejidos adiposos, sí. Células invasivas, protuberancias malignas. Una estética: epidémica.
                               
*
No por metáfora sino por metástasis se entiende a la frontera. Basta de etnología; urgen etiologías. Recuerden: la frontera no se ve en el mapa sino en la radiografía.

*
Lotman metaforizó a la frontera como membrana celular. Pero más que periferia la frontera es intensidad, tiempo crucial. Traduzcamos, pues: La frontera ocurre en la apoptosis.

*
Solo molecularmente la frontera llega a ser híbrida. Mas su combinación helicoidal causa mutaciones en las culturas nucleicas. Experimentos erráticos de laboratorios posmo-globales.

*
Warthin en la garita: esa cortina de humo. Visa en regla; historial limpio. Pero su parótida genera sospecha y lo extirpan en inspección secundaria. Adiós, frontera radioactiva.

 

 

 

 

Agosto-Septiembre 2016 •Comité •Normas •Filosofìa •Literatura •Números Anteriores •Contacto Links
1 sjdkflflg ç